Reparaciones que puedes hacer en casa

En cualquier hogar con el paso del tiempo existen cosas que se van averiando, motivo por el cual debes saber hacer algunas reparaciones básicas. Antes de ello, lo primero que debes hacer es recurrir a una tienda de bricolaje, para que puedas comprar las herramientas que necesitarás para todas las reparaciones de tu hogar.

Cuando ya tengas una caja de herramientas en casa, será mucho más sencillo hacer cualquier tipo de reparación de una forma rápida. En este post te he reunido algunas de las reparaciones con las que te podrás topar en tu hogar, y para las que debes estar preparado.

Reparaciones más comunes en el hogar

Existen algunas reparaciones que siempre debes saber hacer, para que tengas siempre un excelente rendimiento en tu hogar. Dentro de las principales a tener en cuenta están:

Grifo que gotea

Esta es una reparación bastante común y que puedes hacer por tu cuenta en tu hogar. En todo caso debes revisar todo el grifo para asegurarte de que ninguna pieza esté rota, y en ese momento, debes buscar el tornillo del grifo, para que puedas apretarlo.

También puedes probar limpiando las piezas del grifo por unas horas en una solución de cloro, para eliminar los minerales que se acumulan por el paso de los años.

Desatascar un fregadero

En muchas ocasiones, el fregadero suele atascarse, y la solución siempre estará en la palma de tu mano para que puedas dejarlo como nuevo. Para desatascarlo bastará con media taza de vinagre y media caja de bicarbonato de sodio, los cuales se vierten en el desagüe.

Se debe esperar 30 minutos para que la solución haga efecto, y será el momento de verter agua hirviendo. En caso de que no funcione, puedes buscar el atasco de forma manual o probar haciendo este procedimiento varias veces.

Arreglar un enchufe

Para la mayoría de reparaciones eléctricas debes llamar a un especialista, pero debes tener en cuenta que arreglar un enchufe es algo que puedes hacer por tu cuenta. Para comenzar a hacerla, debes quitar toda la electricidad de tu hogar, y así evitarás cualquier tipo de inconveniente.

En ese momento, tendrás que quitar el frontal y desconectar los dos cables que están colocados en la parte trasera del enchufe. Luego bastará con colocar en su sitio el enchufe nuevo y volver a colocar los cables, para que puedas tener el nuevo enchufe instalado de una forma rápida y sin ningún tipo de problema.