Métodos y técnicas relacionados con la crioterapia

La crioterapia es una de las técnicas más efectivas al momento de tratar lesiones musculares. Básicamente, consiste en la aplicación de frío en una determinada zona para brindar un efecto antiinflamatorio  y ayudar con la circulación de la sangre. No obstante, también tiene otros efectos que son aprovechados en el ámbito deportivo.

 

Como todo lo relacionado con mejorar la calidad de vida de las personas, no sorprende que con los años se hayan desarrollado diferentes productos para aprovechar los beneficios de la crioterapia. Entre ellos cabe destacar el spray frío Cryos, que mediante un mecanismo de triple acción brinda un alivio rápido y efectivo.

 

Por otro lado, los métodos tradicionales relacionados con la crioterapia emplean líquidos o sustancias que previamente deber ser enfriados para que alcancen la temperatura adecuada, que debe ser proporcional a la gravedad de la lesión y a la profundidad que se pretenda llegar.

 

Mientras que si hablamos del tiempo de aplicación, por norma general se recomienda que oscile entre los diez y treinta minutos. Más allá de esto es posible que se produzca un efecto contraproducente, pues el organismo buscará compensar el frío calentando la zona. La mejor manera de evitar esto es mediante un tratamiento discontinuo, esperando de una hora a más para reanudarlo, y permitiendo así que el cuerpo descanse.

 

Es muy importante tomar en cuenta que en las técnicas y métodos de crioterapia, a menos que se traten de sprays o geles de acción rápida, el frío nunca debe entrar en contacto directo con la piel. Para esto pueden emplearse toallas, paños o pedazos de tela que sean suficientemente gruesos, dado que el contacto prolongando a bajas temperaturas puede producir quemaduras.

 

En todos los casos, la crioterapia es una de las mejores opciones para tratar golpes y dolencias musculares, que son bastante comunes durante el entrenamiento y la práctica de deportes. Esto se debe a su capacidad para aliviar el dolor, reducir la inflamación y relajar los tejidos.