La magia de unas fotos bonitas

jleal-eu

La verdad que a casi todo el mundo le gusta hacerse fotografías, nos gusta que muchos de los momentos importantes de nuestra vida queden plasmados para siempre en un papel bonito. Desde que somos pequeños nuestros padres nos han enseñado hacer fotografías para todo, en cumpleaños, bautizos, comuniones y como no en las bodas  momentos inolvidables que han querido que dejemos marcados, es por eso que ante un acontecimiento importante en lo primero que pensamos es sin duda en el fotógrafo. Intentamos buscar un fotógrafo que nos guste, miramos su trabajo ya que queremos que sea lo más bonito posible, todos nuestros momentos especiales son bonitos pero creo que el día de nuestra boda lo es más aún ya que se trata de un cambio total en nuestras vidas, pasamos de ser solteras a convertirnos en la mujer de, a vivir con nuestros padres a tener nuestra propia casa y responsabilidades y por supuesto a formar la familia con la que siempre habíamos soñado, no hablamos de un simple cambio si no de un giro de trescientos sesenta grados.

Por eso es que intentamos que ese día sea el mejor de nuestra vida, que no falte ningún detalle y procuramos no escatimar en nada, ni en fotógrafo, ni en la comida, ni en el vestido, flores y en todo lo que va a rodear ese día tan bonito. Por supuesto el fotógrafo en este momento es importante, por lo que intentamos buscar a uno que de la talla y buscando por internet como lo hacemos con todo nos encontramos con un fotógrafo en Paris y mirando por su página web ya que nos ha llamado mucho la atención, nos damos cuenta que hace unas bodas y pre bodas de ensueño y pensamos que puesto que solo nos vamos a casar una vez en la vida y después vendrán los momentos en los que deberemos ahorrar, pues que es nuestra boda y que no vamos a escatimar, así que llegó la hora de ponernos en contacto con él para poder viajar a la ciudad del amor y podernos hacer unas fotos inolvidables. Evidentemente piensas en la envidia que vas a provocar entre tus amigas y te das cuenta de que eso te encanta, sobre todo cuando vean las fotos tan bonitas que te vas hacer en la torre Eiffel sin duda un reportaje que no veremos ni en los mejores cuentos.