La importancia de la utilizacion de agendas en adolescentes

Que mala es la edad cuando se tienen hijos adolescentes, la verdad es que la edad del pavo cada vez llega antes y nos encontramos ante niños que cada día crecen antes físicamente pero que de manera mental siguen siendo aún muy pequeños.es cuando más pendientes debemos estar de ellos, lejos de pensar que es cuando son pequeños es cuando llegan a la adolescencia que no podemos dejarlos a su avío, tal y como están las cosas en los colegios sería de irresponsables por parte de los padres no llevar un control sobre sus hijos ya que nos enfrentamos a la peor edad que pueden tener, las hormonas están revolucionadas, y es cuando sus cuerpos comienzan a cambiar así que cualquier acto diferente que vean contra ellos puede ser un problema gordo que nos cueste solucionar.

Es posible que nos demos cuenta de que nuestro hijo siempre ha sido un perfecto estudiante, pero es que como digo la edad es muy mala y lo debemos tener en cuenta, los cambios en una persona son importantes y no hay que dejarlos pasar de largo por ello mi insistencia para estar pendientes de ellos. Es bueno motivarlos, nunca hacerlos sentir menos que nadie, prever cualquier cosa que les pueda hacer falta en el colegio ya que ellos pueden resultar incluso olvidadizos, o hacerlo aposta para llamar nuestra atención, una cosa muy recomendable para ellos es la utilización de la agenda del colegio, gracias a ella no habrá cosa que se les olvide, debemos insistir en que la utilicen a diario, que les motive el hecho de apuntar no solo los deberes, sino también el día en el que juegan un partido de futbol, o la primera quedada con los chicos de la clase fuera del colegio.

Puede que haya padres a los que les parezca una tontería, pero el hecho de disponer de su propia agenda les hace sentir mayores, importantes, les hace ver que tienen su propio espacio y su propia organización, motivarlos a la hora de comprarla, entrad en la web www.agendasyrecambios.es y que sean ellos quienes elijan la que más les gusta, veréis como de la noche al día están más centrados, y al final os dais cuenta de que no era una tontería sino más importante de lo que en realidad creíais.