Estambul ofrece las mejores clínicas para tratamientos FUE

Viajar para realizarse un tratamiento médico estético es algo que la mayoría no nos habríamos planteado jamás, pero de un tiempo a esta parte todo parece haber cambiado. Muchos hombres y mujeres han comenzado a viajar a Turquía, concretamente a Estambul, para realizarse injertos de cabello con la avanzada técnica FUE.

¿Qué ha llevado a cientos de personas, miles en toda Europa, a desplazarse hasta Estambul? Pues más que nada ha sido el precio, porque un implante de cabello en una clínica de las mejores en la capital turca cuesta mucho menos de la mitad que hacerlo en España y eso sumando el viaje y la estancia.

Empresas especializadas en estos viajes

También han tenido su parte de responsabilidad en este boom las empresas especializadas en concertar este tipo de viajes, como MyBodyMoon.En este caso hablamos de una empresa que ya tiene un recorrido en Francia y que tras haber obtenido mucho éxito en este país se ha instalado ahora también en España.

En nuestro país existe una creciente demanda en este terreno. Cada vez más personas quieren realizarse injertos de cabello, especialmente desde que ha comenzado a utilizarse la técnica FUE cuyos resultados son bastante sorprendentes.

Ahora sí, el cabello que se implanta es para toda la vida y además tiene un aspecto idéntico al resto del pelo propio. Se acabó el tener un cabello injertado que parece pelo de cepillo o el tener que realizar retoques cada cierto tiempo porque los injertos se acaban cayendo.

Un corto viaje que te cambia la imagen

Algunas personas creen que los implantes de cabello son algo instantáneo y que volverán de Estambul luciendo una cabellera espesa. Lo cierto es que no es así. Tras varias horas de intervención el paciente acaba con el cuero cabelludo lleno de pequeños pinchacitos que se realizan para injertar los folículos pilosos de los que brotarán los nuevos cabellos.

Por tanto, se vuelve a España, por lo general, con un gorro y con una serie de parámetros a seguir para que todo salga según lo previsto. El pelo tardará en salir unas semanas y seguirá el ritmo de crecimiento de cualquier pelo.

Por eso, muchas personas esperan a las vacaciones para realizarse los injertos y de este modo, al volver al trabajo todavía les estará brotando el cabello, pero ya no tendrán marcas ni necesitarán ir cubiertos.

¿Donde documentarse para encontrar información sobre los injertos?

 

Los injertos capilares han hecho correr ríos de tinta, pero es habitual desconfiar de muchas de las cosas que se leen, especialmente cuando no se sabe quién está detrás de lo escrito. Leer un buen Blog sobre los injertos capilaresy que pertenezca a una página especializada en el tema puede aclarar muchas dudas.

Los injertos capilares han mejorado mucho en los últimos años y ha sido gracias a los avances en la técnica FUE. Esta técnica, en la que se injerta folículo a folículo en lugar de un grupo de ellos, ha conseguido evitar prácticamente por completo los rechazos, algo muy importante. Pero también ha logrado mejorar notablemente la calidad del cabello que nace.

Ahora sí se puede decir que el pelo que nace es idéntico al que ya teníamos y además totalmente permanente. Pero, no podía ser de otro modo, también hay un pero y ese pero es el dinero. Se trata de una técnica muy cara que puede rondar los 10.000 euros, aunque todo va a depender de qué clínica se escoja para realizar la intervención y de la cantidad de injertos que se necesiten.

Actualmente, existen empresas especializadas que ofrecen viajes a Turquía para realizar este tipo de intervenciones en clínicas fiables y tan avanzadas como las de aquí. Este tipo de clínicas tienen sus ventajas y sus inconvenientes.

Ventajas de los injertos en Turquía

Realmente, la principal ventaja es el precio, porque resultan mucho más baratos que realizándose en Madrid o en Barcelona. Incluso menos de la mitad del importe. Y los médicos que los realizan están muy preparados.

Además, viajando a Turquía existe la posibilidad de alargar un poco la estancia y disfrutar de unos días de turismo en Estambul conociendo una de las ciudades más bellas de Europa y también de Asia.

Inconvenientes de los injertos en Turquía

Los detractores de esta técnica dicen que es un riesgo operarse en otro país, ¿y si algo sale mal de vuelta a España? Lo cierto es que se calcula que unas diez mil personas de toda Europa han viajado ya a Turquía a operarse y no han surgido problemas relevantes. Todo se ha solucionado sin problemas, así que parece que en este sentido la cosa funciona.

El trato personal durante el año de seguimiento que se hace en las clínicas españolas no puede hacerse en Turquía, pero allí lo suplen con fotos y videoconferencias que les permiten tener toda la información.