El primer dia de trabajo

mercamaterial.es foto 1

Pasamos una tercera parte de nuestra vida formándonos para poder desempeñar un puesto de trabajo en el futuro, la mayoría de nosotros hacemos una carrera para asegurarnos que el día de mañana podamos tener un trabajo que nos permita tener un buen nivel de vida y además que sea un trabajo que nos guste. Todo esto lo tenemos que pensar y decidir cuando apenas somos unos adolescentes y la verdad es que muchos de nosotros nos equivocamos en la decisión, ¿cómo vamos a saber lo que queremos ser en la vida si apenas tenemos quince o dieciséis años? A esta edad nos preocupan otras cosas y no precisamente relacionadas con la educación académica.

Mi caso es un claro ejemplo de lo que os digo, estudié bellas artes pensando que quería dedicar toda mi vida al arte, pero me equivoqué y tras dar muchos tumbos por empresas varias acabé como administrativo en una oficina. Allí me encargo de mil una tareas, desde mantener la cafetera llena y que no falte el azúcar a que todo el material para oficina esté al día, yo me encargo de que las grapadoras tengan grapas, los fotocopiadores papeles y las impresoras tinta.

La verdad es que me gusta mucho mi trabajo, estoy todo el día distraída y de un lado para otro, no me molesta en absoluto encargarme de trabajos menores, porque me hace sentirme realizada. La parte administrativa es una locura, papeleos por todos lados y digitalizar documentos, pero también es muy gratificante ver el trabajo bien hecho.

Con los compañeros la relación es bastante cordial, las chicas de recepción son un amor y hemos congeniado muy bien, y con los chicos de oficina también hay muy buena relación. El jefe es un seño serio y muy mandón pero que los viernes se viene con todos a tomar una caña al bar de abajo. La verdad es que estoy bastante contenta con la decisión que tome hace unos meses de cambiar de vida, un acierto cambiar de dirección, ya que si no llego a hacerlo me hubiera agobiado mucho. Es curioso ver como algo que te gusta mucho, algo que apasiona y te hace feliz, de la noche a la mañana deje de gustarte y de motivarte, por eso la decisión de que quieres ser en la vida, es mejor meditarla mucho y pedir consejos por todos lados para evitar equivocarte.