Como cambiar una rueda pinchada

En un coche existen cosas que debes hacer por tu cuenta, en especial si un clavo te pincha un neumático y estás en medio de una vía. En todo caso, si necesitas comprar ruedas ofertas, lo mejor que puedes hacer es visitar el taller de Motor Town, para que así puedas tener siempre la mejor relación calidad-precio en tus neumáticos.

Pero, si te encuentras en las vías, y se te ha pinchado una rueda, debes hacer el cambio por tu cuenta para lograr continuar tu camino. En este post, vamos a conocer el procedimiento para hacer el cambio de forma eficiente, así que te recomiendo seguir leyendo.

Consejos para el cambio de una rueda

El procedimiento para cambiar una rueda pinchada es realmente sencillo, simplemente debes fijarte en los siguientes pasos básicos:

Aparca bien el coche

Es fundamental que aparques bien tu coche, en especial porque así podrás tener siempre unos buenos resultados. En todo caso, debes sacarlo de las vías en la medida de lo posible, y asegurarte de que se encuentre en un lugar completamente plano.

También debes colocar elementos de seguridad que alerten a otros conductores de tu presencia como el triángulo y las luces de emergencia. Si es de noche, será vital utilizar el chaleco reflectivo para que puedan verte fácilmente.

Baja la rueda pinchada

Es el momento de poner manos a la obra, y lo primero que debes hacer es aflojar levemente las tuercas mientras el coche se encuentra en el suelo. Después debes subir el coche en el gato, asegurándote de que la rueda se despegue completamente del suelo.

Procede a quitar las tuercas para que puedas bajar la rueda, y colócala debajo de tu coche junto al gato. Esto te permitirá evitar accidentes en caso de que el gato llegue a fallar y así tu coche no caerá al suelo.

Instala el neumático de repuesto

Es el momento de ir por el neumático de repuesto, y debes colocarlo en su sitio con las tuercas que habías quitado previamente. Asegúrate de que puede sostenerse por sí solo, y procede a quitar el neumático que estaba debajo del coche.

Baja el vehículo del gato, y una vez que esté en el suelo, debes apretar nuevamente las tuercas del mismo con la mayor fuerza posible. En todo caso, esto evitará accidentes más adelante por tuercas flojas. Finalmente debes recoger todas las herramientas y ya podrás continuar con tu camino.